Diagnóstico Radiestésico

La radiestesia es la facultad que posee el ser humano para percibir radiaciones.   Mediante técnicas y disciplinas aplicadas a través de los siglos, ha alcanzado tal grado de desarrollo que permite realizar todo tipo de investigaciones y diagnósticos, cualquiera sea su naturaleza.  La radiestesia es una disciplina que estudia procesos energéticos a través de su medición, por medio de elementos radiestésicos como péndulo o varillas y a través de un gráfico específico,   se puede cuantificar o determinar características de la energía. 

La palabra radiestesia es un término creado en 1920 por el abad francés Bouly, se deriva del latín «radius» (rayo) y del griego «Aisthesis» (sensación), que se puede interpretar como sentir la radiación. Todo es energía y emite vibración, y por tanto es susceptible de ser percibida y medida, gracias a las facultades de percepción, sensibilidad e interpretación que de una forma innata poseemos los humanos.

Beneficios:

La terapia de radiestesia puede ayudar a todo tipo de personas con distintos malestares o en diversas etapas de sus vidas. Puede diagnosticar los conflictos o desajustes energéticos y asociarlos a experiencias vitales (problemas emocionales, de relaciones, ambientales, etc). Puede proveer respuestas a los dilemas de la vida o ayudar a encontrar el significado de los eventos singulares. Puede ayudar a entender la personalidad y carácter de una persona o medir la compatibilidad entre dos seres. Puede incluso ayudar a encontrar objetos o seres perdidos.

Entre otras Alternativas ayuda a:

- Determinar los órganos y sistemas orgánicos que necesitan energía y transmitirla para elevar su frecuencia y favorecer la sanación.

- Testar remedios, terapias o alimentos adaptados a lo que el paciente necesita y medir si aumentan su energía vital.

- Testar las energías paranormales que pueden estar afectando un cuerpo o lugar.